Segundo Domingo de Cuaresma (A)

REFLEXIONES BILINGUES PARA EL DOMINGO

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA (A) Mateo 17: 1-9

Marzo 12, 2017

“Jesús se transfiguró delante de ellos, y resplandecía su rostro como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz”.

Todos hemos visto y nos encantan esos fantásticos espectáculos y películas donde nuestro cantante, actor, o actriz favoritos aparecen rodeados de efectos especiales de sonido, luz y maquillaje. Pero hay algo más que admiramos y nos atrae, y es la transformación que los cosmetólogos usan para dar una nueva dimensión de belleza en sus rostros como también los glamurosos vestidos que llevan. Así le dan gran realismo a la escena.

Nuestra vida y nuestra vocación cristiana son un itinerario en la fe; son un camino porque durante nuestra vida terrena debemos caminar hacia nuestro destino que es Dios, y durante nuestro diario proceso experimentamos alegrías y tristezas, y por consiguiente necesitamos de la fe. En nuestro caminar necesitamos modelos bíblicos de fe: Abraham y Sara, nuestros antepasados en la fe; Jesús, nuestro paradigma de fe; y Pablo, quien vive las “Buenas nuevas” que él predica, pero también “toma parte en los duros trabajos del Evangelio, con la fuerza que le llega de Dios”.

 

Después del pecado original, Dios comenzó una nueva etapa de la historia con Abrán. Con su esposa Sara y sus familiares, y como cualquier “joven aventurero” de setenta y cinco años Abrán se pone en camino hacia la tierra desconocida de Canaán, confiando en la promesa del Señor de ser el padre de una nación tan numerosa como las estrellas. En su vocación Abraham no solo es el padre de un hijo sino el padre en la fe de toda una nación.

Así como Abraham fue llamado a una nueva vocación con mezcla de alegrías y tristezas, así los tres discípulos favoritos de Jesús son llamados a subir con él a la cima de la montaña para ver la gloria del Señor Resucitado. Esta fue una poderosa experiencia de oración, lo mismo que el duro comienzo del sufrimiento.

El  mensaje central de la transfiguración es el reconocimiento que el Padre hace de su Hijo querido, y la necesidad de ser escuchado. Como en una “teofanía”, o manifestación de Dios, hay gran cantidad de simbolismos. Nos recuerda la experiencia de Moisés en el Monte Sinaí, y el bautismo de Jesús, con la voz del Padre: “Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escúchenlo”. En esta declaración Jesús es identificado como Hijo de Dios, siervo y profeta. Hay algunas fuertes figuras apocalípticas, similares a las de Daniel: el rostro radiante y los vestidos blancos, y la postración de los discípulos con las palabras y tierna acción de Jesús: “Levántense, no teman”.

Los dos personajes que acompañan a Jesús simbolizan que Jesús es el cumplimiento de la ley y los profetas. Y el versículo final del acontecimiento: “Cuando bajaban de la montaña Jesús les mandó: ´No cuenten a nadie la visión hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los muertos´”, es una predicción de la resurrección de Cristo, la gloria que recibirá como siervo fiel después de su pasión y muerte.

Celebrando la manifestación de Dios hoy en la transfiguración de Jesús, en este segundo Domingo de Cuaresma, podemos visualizarnos en la atmósfera de la transfiguración, con todos los efectos especiales, y aún oyendo la voz del Padre: “Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto; Escúchenlo”. Nuestra vida es como un desierto de dificultades, pero también nosotros somos invitados por Jesús a subir a la cima de la montaña y experimentar en nuestra oración la cercanía de Dios sobre todo en tiempos difíciles. Como en la hermosa mística experiencia de Pedro, Santiago y Juan, sintamos la presencia de Jesús que nos dice: “Levántense, no teman”. Sin esta experiencia de transfiguración podemos sentirnos perdidos en el temor, sin saber hacia dónde Dios quiere que vayamos. De nuevo, escuchemos la voz del Padre. La transfiguración es también para nosotros fortalecimiento, y una fuente de esperanza en tiempo de prueba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Nuestros Visitantes


Warning: mysql_query() [function.mysql-query]: Unable to save result set in /home/templode/public_html/web/libraries/joomla/database/database/mysql.php on line 224
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy36
mod_vvisit_counterAyer80
mod_vvisit_counterEsta Semana116
mod_vvisit_counterLa Semana Pasada579
mod_vvisit_counterEste Mes2461
mod_vvisit_counterEl Mes Pasado0
mod_vvisit_counterTodos los Dias820469

We have: 24 guests online
Su IP: 54.145.96.122
 , 
Today: Jun 26, 2017

Encuesta

¿QUÉ TIPO DE CONTENIDO DESEAS VER EN ESTA PÁGINA?

Síguenos