Se un amigo

Se un amigo ayuda al templo de san francisco

Videos de nuestra Orden

Lo invitamos para que conozca nuestra nueva sección de videos recopilados en YouTube.

Nuestra Ubicación

400 Años

Buscar

Reflexión

Reflexión de pascua

La pascua para los cristianos significa paso; con la pascua conmemoramos el paso de la muerte a la vida, en ella celebramos el Kerigma, es decir, la Pasión, muerte y resurrección de Cristo, ya que como cristianos celebramos no la muerte sino la resurrección de Cristo que con su vida venció la muerte para liberarnos de la esclavitud del pecado. Pascua por tanto, es la victoria sobre la muerte, ya que Cristo nos invita a vivir en la libertad  como nos lo expresa San Pablo en la carta a los Gálatas “llamados para vivir en libertad” y a ser “servidores los unos de los otros, por medio del amor.” (Gálatas 5,13). Esta libertad se verá reflejada en lo que festejaremos en cincuenta días después de la pascua, en la solemnidad de pentecostés, conocido como la venida del Espíritu Santo sobre la humanidad, el cual nos ayuda a vivir desde el amor, la alegría, la paz, la paciencia, la bondad, el dominio de sí. Evitando lo que nos hace daño: el odio, las divisiones, la envidia, la ambición desmedida. La pascua nos invita a dejar ese hombre viejo y a renovarnos en la fe y el seguimiento fiel a Cristo, que a pesar de nuestras vicisitudes y nuestras limitaciones, siempre está presente para reconfortarnos en cada uno de los momentos de nuestra vida.
Con un espíritu agradecido pidámosle al Señor que nos dé siempre un espíritu de agradecimiento ante tantas bondades que a diario recibimos de él, y que muchas veces no las valoramos como debe ser; por ello, que este tiempo pascual nos ayude a fortalecer  nuestra fe en aquel que no se reservó ni siquiera su vida, sino que la entregó por amor a la humanidad.
Bendiciones y felices pascuas.

Semana Santa 2017

Reflexiones Dominicales

  • Segundo Domingo de Pascua (A)
    REFLEXIONES BILINGUES PARA EL DOMINGO SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA (A)Juan 20: 19-31 Abril 23, 2017 “Estaban los discípulos con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Jesús entró y se puso en medio de ellos y les dijo: Paz a ustedes (…) Reciban el Espíritu Santo”. Hay un juego infantil llamado las escondidas. Un grupo de jugadores se esconde en el campo o dentro de casa para que los encuentre el buscador. Uno de los jugadores cuenta hasta un número predeterminado mientras los otros jugadores van y se esconden. El buscador intenta encontrar a los que se han escondido. A veces el chico es listo e inmediatamente  los encuentra. Otras veces el chico se demora demasiado. En este caso los que están escondidos se aburren manteniendo una posición corporal incómoda y empiezan a darle señales, llamándolo o haciendo ruido. Cuando el niño o la niña los encuentran hay gran alivio, y el ganador, en este caso el buscador, recibe un premio. En el Evangelio de hoy los discípulos están escondidos en un cuarto y con las puertas cerradas. No exactamente haciendo un juego, sino por temor a los judíos. Cuando ellos son encontrados por Jesús, son ellos quienes reciben, no solamente uno, sino tres premios: paz, alegría y el Espíritu Santo. Más tarde, ellos deben dar en reciprocidad, el perdón.
    Leer Mas...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Sunday Reflections

  • 2nd Sunday of Easter (A)
    BILINGUAL REFLECTIONS FOR SUNDAY SECOND SUNDAYOF EASTER(A)John 20: 19-31 April 23, 2017 “When the doors were locked, where the disciples were, for fear of the Jews, Jesus came and stood in their midst and said to them, Peace be with you …Receive the Holy Spirit.” There is a children game called hide-and-seek. A group of players conceal themselves in the environment or in the house to be found by a seeker. One of the players counts to a predetermined number while the other players go and hide. Then the seeker attempts to locate the concealed players. At times the smart kid finds them immediately; sometimes he takes too long to find the hidden players. In this case they get bored waiting and waiting to be found, in an uncomfortable stillbody position, to the point that they start giving clues, by calling the person´s name, or by making noise. When the boy or girl finds them, they feel release, and the winner, in this case, the seeker, gets a prize. In today´s Gospel the disciples are hiding themselves in a room and with the doors locked, not exactly playing a game, but for fear of the Jews. When they are found by Jesus, it is them who get not only one, but three prizes: peace, joy, and the Holy Spirit. Later on, they should give in return, forgiveness.
    Read More...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Últimas Noticias

Tierra Santa

Templo en Imágenes

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy95
mod_vvisit_counterAyer128
mod_vvisit_counterEsta Semana223
mod_vvisit_counterLa Semana Pasada749
mod_vvisit_counterEste Mes3019
mod_vvisit_counterEl Mes Pasado3814
mod_vvisit_counterTodos los Dias813709

We have: 46 guests online
Su IP: 54.92.190.158
 , 
Today: Abr 24, 2017

Encuesta

¿QUÉ TIPO DE CONTENIDO DESEAS VER EN ESTA PÁGINA?

Síguenos