Buscar

XIII Domingo del Tiempo Ordinario

Estamos celebrando el décimo tercer domingo del ciclo litúrgico a través del año. Cristo, como los profetas, nos invita a seguirle. Su camino hacia Jerusalén fue camino hacia su muerte. Nuestro camino no es fácil. Para seguir a Cristo el único camino hacia la libertad perfecta es la Cruz.




Solemnidad de la Santisima Trinidad

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina. Es la enseñanza más fundamental y esencial en la jerarquía de las verdades de fe.

Toda la historia de la salvación no es otra cosa que la historia del camino y los medios por los cuales el Dios verdadero y único, Padre, Hijo y Espíritu Santo, se revela, reconcilia consigo a los hombres, apartados por el pecado, y se une con ellos.

Para representar a la Trinidad se adoptó la figura del triángulo. También el trébol sirvió para figurar el misterio de la Trinidad y lo mismo tres círculos enlazados con la palabra Unidad en el espacio central que queda libre por la intersección de los círculos.

La Encarnación del Hijo de Dios revela que Dios es el Padre eterno, y que el Hijo es consubstancial al Padre, es decir, que es en él y con él el mismo y único Dios.  La misión del Espíritu Santo, enviado por el Padre en nombre del Hijo (cf. Jn 14,26) y por el Hijo  junto al Padre (Jn 15,26), revela que él es con ellos el mismo Dios único. Con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria.

En conclusión, la Trinidad es un misterio de fe en sentido estricto, uno de los "misterios escondidos en Dios, que no pueden ser conocidos si no son revelados desde lo alto" (Cc. Vaticano I: DS 3015). Dios, ciertamente, ha dejado huellas de su ser trinitario en su obra de Creación y en su Revelación a lo largo del Antiguo Testamento. Pero la intimidad de su Ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón e incluso a la fe de Israel antes de la Encarnación del Hijo de Dios y el envío del Espíritu Santo.

 Catecismo de la Iglesia Católica, No. 232-263.

Reflexiones Dominicales


Warning: Creating default object from empty value in /home/templode/public_html/web/modules/mod_roknewspager/lib/helper.php on line 301
  • Nacimiento de San Juan Bautista (B)
    REFLEXIONES BILINGÜES PARA EL DOMINGO NACIMIENTO DE SAN JUAN BAUTISTA (B) Lucas 1: 57-66,80 Junio 24, 2018 “A ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos”. Las lecturas para la Misa de hoy no siguen la secuencia acostumbrada para un Domingo del Tiempo Ordinario; la razón es porque hoy celebramos la Solemnidad del Nacimiento de Juan el Bautista. Nuestra liturgia solamente celebra tres nacimientos: el de Jesús el 25 de Diciembre, el de María el 8 de Septiembre, y el de Juan Bautista el 24 de Junio, seis meses antes de Navidad. La importancia de esta celebración no es tanto por ser Juan el primo de Jesús, sino porque él es el precursor y su heraldo. Él tuvo el privilegio de señalar a Jesús como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Antes de la narración de la infancia de Jesús, Lucas inicia su evangelio con los hechos acerca del nacimiento de Juan el Bautista. Leemos cómo el sacerdote Zacarías y su esposa Isabel eran ancianos y no tenían hijos. Estando Zacarías en el templo con su turno como sacerdote, un ángel se le apareció y le dijo que Isabel tendría un hijo y él le pondría por nombre Juan. Pero como Zacarías no le creyó al ángel, se quedó mudo por un tiempo.
    Leer Mas...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Sunday Reflections


Warning: Creating default object from empty value in /home/templode/public_html/web/modules/mod_roknewspager/lib/helper.php on line 301
  • Nativity of St. John the Baptist (B)
    BILINGUAL REFLECTIONS FOR SUNDAY THE NATIVITY OF ST. JOHN THE BAPTIST (B) Lk 1:57-66,80 June 24, 2018 “You, child, will be called prophet of the Most High, for you will go before the Lord to prepare his way“. The readings for today´s Mass do not follow the usual sequence for a Sunday in Ordinary Time; the reason is that today we celebrate the Solemnity of the Birth of John the Baptist. Our liturgy only celebrates three birthdays: Jesus´ on December 25th, Mary´s on September 8th, and John the Baptist´s on June 24th, six months before Christmas. The importance of this celebration is not as much as John is Jesus´ cousin, but that he is Jesus´ forerunner and his herald. He had the privilege to point Jesus out as the Lamb of God who takes away the sins of the world. Before the infancy narrative of Jesus, Luke introduces his gospel with the events about the birth of John the Baptist. We read that the priest Zechariah and his wife Elizabeth are advanced in years and are childless. At the time Zechariah is performing his priestly duty in the temple, an angel appears and says to him that Elizabeth will bear a son and that he will call him John. But because Zechariah did not believe the angel, he became mute for a while.
    Read More...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Últimas Noticias

Tierra Santa

Templo en Imágenes