Se un amigo

Se un amigo ayuda al templo de san francisco

Nuestra Ubicación

400 Años

Buscar

XIII Domingo del Tiempo Ordinario

Estamos celebrando el décimo tercer domingo del ciclo litúrgico a través del año. Cristo, como los profetas, nos invita a seguirle. Su camino hacia Jerusalén fue camino hacia su muerte. Nuestro camino no es fácil. Para seguir a Cristo el único camino hacia la libertad perfecta es la Cruz.




Solemnidad de la Santisima Trinidad

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina. Es la enseñanza más fundamental y esencial en la jerarquía de las verdades de fe.

Toda la historia de la salvación no es otra cosa que la historia del camino y los medios por los cuales el Dios verdadero y único, Padre, Hijo y Espíritu Santo, se revela, reconcilia consigo a los hombres, apartados por el pecado, y se une con ellos.

Para representar a la Trinidad se adoptó la figura del triángulo. También el trébol sirvió para figurar el misterio de la Trinidad y lo mismo tres círculos enlazados con la palabra Unidad en el espacio central que queda libre por la intersección de los círculos.

La Encarnación del Hijo de Dios revela que Dios es el Padre eterno, y que el Hijo es consubstancial al Padre, es decir, que es en él y con él el mismo y único Dios.  La misión del Espíritu Santo, enviado por el Padre en nombre del Hijo (cf. Jn 14,26) y por el Hijo  junto al Padre (Jn 15,26), revela que él es con ellos el mismo Dios único. Con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria.

En conclusión, la Trinidad es un misterio de fe en sentido estricto, uno de los "misterios escondidos en Dios, que no pueden ser conocidos si no son revelados desde lo alto" (Cc. Vaticano I: DS 3015). Dios, ciertamente, ha dejado huellas de su ser trinitario en su obra de Creación y en su Revelación a lo largo del Antiguo Testamento. Pero la intimidad de su Ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón e incluso a la fe de Israel antes de la Encarnación del Hijo de Dios y el envío del Espíritu Santo.

 Catecismo de la Iglesia Católica, No. 232-263.

Reflexiones Dominicales

  • Tercer Domingo de Adviento (B)
    REFLEXIONES BILINGÜES PARA EL DOMINGO 3º. Domingo de Adviento (B) Juan 1:6-8, 19-28 – Dic 17, 2017 “El Espíritu del Señor está sobre mí. El Señor me envió a llevar una alegre noticia a los pobres”. Una historia sencilla oímos hoy: “Vino un hombre que se llamaba Juan, enviado por Dios para dar testimonio de la luz para llevarlos a todos a creer”. Hay tres palabras claves que nos dan una idea clara de quién es Juan el Bautista, los verbos enviar, dar testimonio y creer. Cuando la gente quiere saber más acerca de la razón por la cual él está bautizando, Juan cita al Isaías del Antiguo Testamento: “Yo soy la voz del que grita en el desierto: Allánenle el camino al Señor”. El ser enviado identifica al apóstol, y el dar testimonio identifica al mártir. Juan es ambas cosas. Él es un apóstol porque él fue enviado a proclamar la llegada de Cristo y de su reino, y él fue un mártir porque dio testimonio de la verdad con su sangre. Al Juan señalar a Jesús como el Cordero de Dios nosotros creímos.
    Leer Mas...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9

Sunday Reflections

  • 3rd Sunday of Advent (B)
    BILINGUAL REFLECTIONS FOR SUNDAY 3rd. Sunday of Advent (B) Jn 1:6-8, 19-28 – Dec. 17, 2017 “The spirit of the Lord GOD is upon me, because the LORD has anointed me; he has sent me to bring glad tidings to the poor.“ A simple story we hear today: "There was a man named John, sent by God to give testimony to the Light so that all might believe through him." There are three key words that give us a clear idea of who John the Baptist was, the verbs sent, give testimony, and believe. Then when people want to know more about the reason why is he baptizing, he quotes the Old Testament Isaiah:"I am the voice of one crying out in the desert, make straight the way of the Lord." Being sent identifies an apostle, and giving testimony identifies a martyr. And John was both. He was an apostle because he was sent to proclaim the coming of the Christ and his kingdom, and he was a martyr because he gave testimony with his blood to the truth. As John pointed Jesus as the Lamb of God we came to believe.
    Read More...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Últimas Noticias

Tierra Santa

Templo en Imágenes

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy125
mod_vvisit_counterAyer63
mod_vvisit_counterEsta Semana525
mod_vvisit_counterLa Semana Pasada622
mod_vvisit_counterEste Mes1322
mod_vvisit_counterEl Mes Pasado3285
mod_vvisit_counterTodos los Dias843074

We have: 79 guests online
Su IP: 54.82.81.154
 , 
Today: Dic 15, 2017

Encuesta

¿QUÉ TIPO DE CONTENIDO DESEAS VER EN ESTA PÁGINA?

Síguenos